Cinque Terre
2017-03-13

La diferencia entre un crédito de efectivo y un crédito a plazos

Los créditos de efectivo (préstamos personales, créditos rápidos) son unos de los tipos de préstamos más populares disponibles en España. Millones de personas ya han solicitado estos préstamos online para aliviar su situación financiera. Sin embargo, los créditos de efectivo tienen competencia con otros tipos de préstamos, como por ejemplo los créditos a plazos. A continuación, veremos las principales diferencias entre los préstamos personales y los créditos a plazos.

¿Qué son los créditos de altos coste?

Los créditos de alto coste a corto plazo tienden a ser préstamos a corto plazo donde pequeñas cantidades pueden pedirse prestadas pero con altos intereses ya que para los prestamistas, la tasa de incumplimiento de pago es alto. Incumplimiento de pago es cuando el/la prestatario/a no devuelven la cantidad que necesita ser reembolsada.

QUÉ HACER CUANDO TE QUEDAS SIN DINERO

Definición de un crédito de efectivo

Un crédito de efectivo es un crédito a corto plazo que los solicitantes de un préstamo pueden solicitar y devolver a final de mes. El nombre en inglés “Payday” proviene de la idea de que puedes devolver tu crédito rápido a final de mes cuando obtienes tu salario. Los préstamos personales cada vez son más populares ya que la gente busca fuentes de obtener dinero alternativas que no son la familia o los amigos. Más y más gente eligen solicitar un crédito de efectivo cuando la presión financiera se vuelve más personal.

Definición de un préstamo a plazos

Un préstamo a plazos es una novedad en el mundo del financiamiento al consumo. Los créditos a plazos funcionan a partir de múltiples reembolsos que son devueltos después de un periodo de tiempo concreto. Estos plazos pueden de 2 meses a incluso un año. Los préstamos a plazos son cada vez más utilizados por los clientes ya que son apropiados para los tiempos de cambios financieros en los que vivimos. Al tener salarios congelados mientras que los precios suben, los consumidores se encuentran en una situación financiera apretada y tienen problemas para llegar a fin de mes. Lo que hace que los préstamos a plazos sean tan populares es que pueden ser renovados cada varios meses. Ahora vivimos en un mundo donde los requisitos financieros como las facturas mensuales, el gas, la electricidad o incluso el pagar tu nuevo coche a plazos se han convertido en una necesidad. Muy a menudo las personas se encuentran en situaciones financieras difíciles y por ello, necesitan renovar sus créditos a plazos.

10 COSAS PARA LAS QUE NO DEBERÍAS SOLICITAR UN PRÉSTAMO RÁPIDO

¿Cuáles son las principales diferencias entre un crédito de efectivo y un crédito a plazos?

Créditos de efectivo

  • Normalmente estos créditos son devueltos cuando recibes tu salario por lo que el plazo de devolución suele ser un mes o 30 días.
  • El objetivo de este tipo de créditos es de servir de parche entre el momento en que te quedas sin dinero hasta que recibes tu nuevo salario.
  • Las cantidades prestadas suelen ser pequeñas, hasta 100€ pueden ser solicitados.
  • Puede ser devuelto automáticamente desde tu cuenta bancaria.
  • Los créditos rápidos no necesitan garantía, es decir, el prestatario no tiene que ofrecer ningún colateral como su coche o su casa para obtener el crédito.

Créditos a plazos

  • Los créditos a plazos son pagados en varias fechas durante un periodo de tiempo establecido, como por ejemplo tres meses.
  • Los cargos e intereses que necesites pagar se añaden a cada reembolso mensual que hagas.
  • Los créditos a plazos son créditos a corto plazo de alto coste ya que el prestatario tarda más en completar el reembolso.
  • Los créditos a plazos son más largos que los créditos de efectivo por lo que pueden ser más eficaces en algunas situaciones aunque pueden causar impedimentos en otras.

Qué tipo de persona puede elegir un crédito de efectivo

Dependiendo de cúal es tu situación financiera, un crédito de efectivo puede corresponder mejor con tu forma de vida. Aquí enumeramos algunas características de tu vida que pueden hacerte elegir un préstamo personal:

  • Tienes un trabajo a tiempo completo pero ahora te encuentras en un aprieto financiero.
  • No quieres pedir prestado dinero a tu familia o amigos porque prefieres que tu situación financiera quede en privado.
  • Necesitas dinero para cubrir gastos imprescindibles antes de fin de mes.
  • Solo necesitas una pequeña cantidad de dinero por una razón específica.
  • Tienes problemas de efectivo.

Qué tipo de persona puede elegir un crédito a plazos

Si estás buscando un crédito a plazos, quizá cumples con las siguientes características:

  • Necesitas un crédito urgente online que puedas pagar en varios meses.
  • No puedes permitirte devolver un préstamo a muy corto plazo.
La opción de pagar a plazos es la más conveniente en este momento. Necesitas pedir prestado una cantidad más alta de efectivo.

POR QUÉ NO HAY QUE AVERGONZARSE POR SOLICITAR PRÉSTAMOS ONLINE

Los mejores consejos para elegir entre un crédito de efectivo y un crédito a plazos

Cuando necesitas elegir entre diferentes préstamos online, entre un crédito de efectivo o un crédito a plazos, es absolutamente necesario tomar en cuenta los siguientes consejos para poder seleccionar la opción correcta.

1 Asegúrate de conocer la cantidad que necesitas

Imagina que eres un profesional y que te faltan 200€, Quizá puedes estar tentado a pedir un préstamo a plazos de 500€ o 700€ pero probablemente será una mejor idea solicitar un crédito de efectivo. Esto es especialmente importante si solo necesitas una cantidad pequeña. Estos créditos rápidos sin papeles son útiles como una opción a corto plazo, cuando necesitas un pequeño empujón financiero. Si solo necesitas una cantidad pequeña, entonces solo pide prestada dicha cantidad. Esto te ayudará a manejar mejor tus finanzas personales en el futuro.

2 Ten una situación de empleo estable

Es importante tener un trabajo a jornada completa para poder solicitar un préstamo urgente online, especialmente un préstamo a plazos.La razón para ello es que solicitar un crédito de alto coste conlleva poder afrontar pagos cada mes.

3 Establece una conducta financiera previsible

Solicitar cualquier crédito rápido sin papeles, tanto un crédito de efectivo como un crédito a plazos, requiere tener una situación financiera predecible. Esto simplemente significa que no debes tener un gasto excesivo, es decir, muchos “extras”, durante el mes. Por ejemplo, no decidas ir de compras y gastar más de 100€ en ropa cuando estás inmerso en un crédito a plazos y sabes que deberás cumplir con los reembolsos.

Este tipo de comportamiento puede llevarte a una crisis económica, sobretodo si necesitas hacer pagos mensuales. Por ello, es importante establecer un plan que es fiable y que te ayude a completar los pagos de tus créditos a plazos. Un crédito de efectivo es más flexible en este caso ya que los devuelves en cuanto llega tu nómina.

De todas formas, todo los tipos de créditos urgentes online deben ser utilizados con precaución y sólo cuando todos los términos financieros y las responsabilidades que conllevan han sido entendidas.

Si estás seguro de que puedes manejarte para cumplir con los múltiples pagos de un crédito a plazos o con la fecha límite de un crédito de efectivo, puedes considerar solicitar préstamos online a corto plazo de vez en cuando.