Cinque Terre
2016-06-30

10 COSAS PARA LAS QUE NO DEBERÍAS SOLICITAR UN PRÉSTAMO RÁPIDO

Los préstamos y créditos urgentes pueden ser muy útiles cuando necesitas dinero en efectivo de inmediato, sin preocupaciones y sin retrasos. Para aquellas personas con un historial de crédito desfavorable y en desesperación por conseguir dinero rápido, los préstamos urgentes son un servicio eficiente, conveniente y práctico para solucionar algunas situaciones.

De la misma forma, hay situaciones para las que un préstamo urgente no son del todo apropiados. Aquí te damos 10 ejemplos para los que deberías evitar préstamos rápidos:

1. Vacaciones

Sabemos que los préstamos rápidos son una gran forma de obtener dinero de inmediato – sin embargo, solo deberían ser utilizados en moderación y en caso de emergencias. Aprovecharse de unos vuelos de una oferta online que puede expirar en unos días no cuenta como emergencia. Utilizar un préstamo de efectivo para costearse una escapada de fin de semana puede llevarte a una situación de deudas.

2. Objetos de lujo

Al igual que en el caso de unas vacaciones, ese nuevo iPad, ese nuevo sistema de sonido envolvente para tu televisión, un portátil o cualquier otro objeto innecesario no es razón para solicitar un préstamo urgente. Si puedes vivir sin ello, no es una emergencia. Si no se trata de una emergencia, no es necesario obtener un préstamo urgente para pagarlo.

3. Comprar regalos

A partir de un estudio llevado a cabo por una entidad de créditos, parece ser que la mayoría de la gente consideraría solicitar un préstamo urgente para financiar un regalo. Aunque no queremos parecer crueles, esto puede ser un caso especialmente problemático en el periodo de Navidad, cuando se compran varios regalos a la vez para toda la familia y amigos.

GUÍA PARA UTILIZAR PRÉSTAMOS RÁPIDOS DE EFECTIVO PASO A PASO

Sin embargo, tu familia y amigos te quieren. No les importará si no puedes permitirte comprarles algo especial y, sobre todo, no querrán verte hasta el cuello por deudas. Otra opción es hacer regalos especiales a mano o demostrar tu amor por ellos de otra forma.

4. Devolver dinero a familia y/o amigos

Estar en deuda con amigos no es la situación ideal y ha sido la causa de muchas amistades rotas en el pasado. Sin embargo, si vuestra relación es verdaderamente cercana y fuerte, lo entenderán. Habla con ellos y explícales que tienes dificultades financieras, antes de empeorar tu situación solo para mantener el estado de tu relación.

En cuanto a las deudas con “papá y mamá”, bueno, es más común… sobre todo cuando se es joven. Por supuesto, no se puede abusar de su caridad, pero no puedes ponerte en una situación financiera aún peor para tenerlos contentos. Si lo haces, probablemente no estarán tan satisfechos en el largo plazo.

¿ES UN PRÉSTAMO PERSONAL ADECUADO PARA TI?

5. Involucrarse en un contrato

Aunque sea un contrato para un teléfono móvil, internet o televisión por cable, una obligación permanente no es algo que puedes tratar con préstamos urgentes. Los préstamos rápidos deben de ser utilizados ocasionalmente y como solución para un problema puntual. Si te conviertes en alguien dependiente de estos préstamos, empezarás a perder dinero de forma alarmante.

6. Pagar un préstamo urgente anterior

Estamos seguros que no quieres entrar en un círculo vicioso. Si estás solicitando dinero prestado para devolver un préstamo anterior, acumularás intereses y el dinero que debes nunca disminuirá. Si tienes complicaciones para devolver un préstamo rápido, lo peor que puedes hacer es solicitar uno nuevo.

3 OPCIONES PARA CUANDO NECESITAS DINERO RÁPIDO

7. Evitar empeñar posesiones

Mucha gente piensa que empeñar una reliquia familiar o joyería valiosa es la última opción. También puede ser difícil con objetos sin valor sentimental como ordenadores portátiles, televisiones y iPads, por su uso y funcionalidad. Sin embargo, solicitar un préstamo de efectivo cuando existen otras opciones disponibles es añadir más a tu deuda.

8. Apuestas

No hace falta decir que apostar es una mala idea, en cualquier caso. Los juegos están amañados y “la casa” siempre gana. No queremos indicar que es imposible ganar… aunque solo unos pocos y nunca de forma constante.

Entonces, desde el principio, podemos establecer que las apuestas son totalmente contraproducentes. Sin embargo, apostar dinero que ni siquiera es tuyo es un suicidio financiero. Si tienes que solicitar un préstamo urgente, asegúrate de que es por algo absolutamente necesario. Una apuesta en la pista de carreras o en el partido del fin de semana no cualifica como una emergencia.

EL OBJETIVO DE LOS PRÉSTAMOS PERSONALES

9. Inversiones

Aunque inversiones de negocios es una asunto más laudable y sensato que las apuestas, una vez más, es un movimiento muy insensato el solicitar un préstamo rápido para ello. Los préstamos y créditos urgentes están pensados para ser devueltos en corto plazo – totalmente lo contrario que las inversiones de negocios.

Las inversiones son apuestas a largo plazo, básicamente. Tú pones dinero (y probablemente, un gran esfuerzo) en una operación que, con el tiempo, producirá dividendos. La parte de “con el tiempo” es la clave en esta frase… Es imposible que obtengas rendimiento de tu inversión en lo que dura el plazo de devolución de un préstamo rápido.

Además, los préstamos urgentes suelen ser de pequeñas cantidades, inapropiadas para inversiones de negocios. Es mejor que reúnas el dinero necesario de otra manera, a través de un crédito bancario, subsidio o un plan de ahorros a largo plazo. O quizás, si no es posible, puede que sea una buena idea posponerlo hasta que tengas mejores condiciones.

PRÉSTAMOS RESPONSABLES

10. Prevenir comisiones bancarias

Mucha gente piensa que poder evitar las comisiones bancarias por cuenta descubierta es una buena práctica para manejar sus finanzas. Sin embargo, aunque hay veces que puede parecer más inteligente obtener un préstamo rápido para evitar los cargos, muchas veces los intereses o la cantidad de las comisiones impuestas por el banco es favorable en comparación con los altos intereses de los préstamos urgentes.

Infórmate antes de comprometerte a un préstamo urgente para asegurarte que de verdad estás ahorrando dinero. Siempre es recomendable investigar un poco antes de dar el salto. Tomar tiempo para realizar este paso puede ahorrarte un bolsillo lleno de dinero.